Ene 27

Salud y genética

Por 

IMPORTANCIA DE LA GENÉTICA EN LAS ENFERMEDADES:

La genética hace que seamos individuos únicos, presentando características similares a las de nuestra familia, algo que nos puede gustar más o menos en función de lo que se trate, pero además de los aspectos visibles heredados de nuestros padres, nos hace más susceptibles a determinadas enfermedades, a su predisposición.

Muchas patologías van a depender de la combinación de nuestra genética, estilo de vida y medio ambiente, por tanto podemos actuar voluntariamente sobre los factores que son modificables para reducir el riesgo de padecerlas. Otras surgen como resultado de la mutación en alguno o varios genes, puede ocurrir que congénitamente (el bebé la presenta ya en el nacimiento) o bien que la mutación surja a lo largo de la vida (por herencia, pero también es posible por influencia externa).

Las mutaciones heredadas más frecuentes son las del trastorno del desarrollo, neurológicas y el cáncer.

Gracias a la evidencia científica, conocemos diferentes procedimientos donde se implica a  la genética para diagnosticar y conocer nuevos tratamientos, incluso permitiéndonos conocer, por ejemplo en el cáncer, la forma de actuación de medicamentos y hasta cuál resultaría el más eficaz.

LA MODIFICACIÓN GENÉTICA COMO TRATAMIENTO

Habitualmente, la genética se empleaba para diagnosticar patologías congénitas y un limitado número de otras patologías (normalmente provocadas por alteración en un solo gen), con tiempo e investigaciones, ha demostrado contar con un grandísimo potencial en la salud-enfermedad, desde el punto de vista de la genética aislada, es decir de un paciente en concreto y también desde su relación con otros factores (por ejemplo en el mencionado cáncer, en diabetes mellitus o las enfermedades cardiovasculares).

Las conocidas como terapias génicas nos permiten obtener tratamientos que gracias a la modificación genética (acción directa sobre el ADN del afectado) logre mejorar o curar una enfermedad, mediante diferentes acciones: Sustituyendo el gen que produce el problema o que esté en carencia,  añadiendo otros genes o desactivando los nocivos.

Para tratar a un paciente genéticamente se requiere de un vector, es decir un vehículo que introduzca el material genético de interés dentro de sus células (los más recurrentes son los virus por su capacidad para tal fin, pero evidentemente con previa modificación para evitar que cause una enfermedad infecciosa).

La terapia génica puede ser interior, mediante inyección directa del vector con la información genética que requiera, o interior, cuando se extraen células del enfermo (en forma de sangre, tejidos o médula ósea) y se introduce el gen en esas células, tras eliminar los datos genéticos indeseables, y con posterior inyección.

Las nuevas técnicas que se investigan están orientadas a mejorar el diagnóstico, crear terapias más efectivas, donde la personalización va a resultar fundamental (farmacogenómica) e incluso ayudar a prevenir enfermedades.

Aunque todavía queda mucho por conocer, parece que el futuro este área resultará ser esperanzadora.

Si quieres tener más conocimientos sobre esta materia, aprendiendo sus bases y tipos de procedimientos para la salud y ciencias forenses, te esperamos en nuestro curso de APLICACIONES DE LAS TÉCNICAS DE GENÉTICA Y BIOLOGÍA MOLECULAR.

Dic 12

Disfagia

Por 

¿Qué es la disfagia y cuáles son sus causas?

El 12 de diciembre se conmemora el Día Mundial de la Disfagia, un trastorno que afecta a la población de manera relevante, tanto en incidencia como en calidad de vida.

Los pacientes con disfagia presentan dificultades para tratar/deglutir con normalidad las comidas y/o bebidas, por lo que requieren de la atención sanitaria especializada.

Las causas de esta patología pueden ser diversas y puede implicar a la cavidad oral, de la zona faríngea, laríngea o esofágica. Vemos algunos ejemplos de su etiología:

  • NEUROMUSCULARES: Ictus, Parkinson, esclerosis múltiple y neuropatía periféricas
  • OBSTRUCCIONES MECÁNICAS: Divertículos, abscesos, estenosis de diversa índoles, anomalías vasculares…
  • MUSCULO-ESQUELÉTICAS: Miastenia gravis, distrofias y polimiositis, lesiones bucales, problemas de masticación que implican la existencia de un bolo demasiado grande, debilidad en el sellamiento de labios
  • TRASTORNO DE MOTILIDAD: Acalasia, esclerodermia, enfermedad de Chagas, trastornos espásticos, hipertensión intracraneal que produzca debilidad en los movimiento de la lengua, atrapando alimentos entre los dientes o en los carillos…
  • OTRAS: Reducción de la secreción salival por medicamentos o radiación (cáncer cabeza y cuello), DM, alcoholismo y ERGE

La deglución normal consta de 4 fases, pudiendo verse afectada cualquiera de ellas o varias:

  1. Inicial, voluntaria: Se introduce el alimento en la boca y se mastica mezclándolo con saliva
  2. Oral, voluntaria: Tras formarse el bolo, la lengua, junto a los labios y los dientes, lo propulsan hacia el fondo bucal y de la laringe
  3. Faríngea, involuntaria: El bolo pasa de la laringe al esófago, y luego la laringe se cierra para que los alimentos no puedan pasar a la tráquea
  4. Esofágica, involuntaria: El bolo se propulsa en el esófago hasta el estómago, de manera que su cardias se abre

A grandes rasgos este trastorno se puede clasificar en 2 tipos:

  1. Orofaríngea: El más frecuente. Se da por alteraciones orales, faríngeas, laríngeas y esofágicas superiores.
  2. Esofágica: Alteraciones del esófago y/o del cardias, generalmente producida por problemas mecánicos.

¿Cuáles son sus síntomas?

Pueden ser leves o graves:

  • Dolor/molestia al tragar o sensación de no bajada de los alimentos hacia el esófago. Sensación de presencia de alimentos o atoramiento de los mismos en la garganta o en el pecho
  • Ronquera y tos
  • Problemas respiratorios (ej. neumonía por aspiración de alimentos o asfixia)
  • Desnutrición y deshidratación al no cubrir correctamente las necesidades
  • Notar acidez estomacal
  • Incorrecto sellamiento de los labios (babeo)
  • Rápida de peso

Además, la disfagia predispone a una serie de consecuencias diversas como pueden ser problemas emocionales al no ser capaz de comer con normalidad, lo que deriva en aislamiento y alteraciones de la socialización.

¿Cómo se diagnostica?

Además de completar una exhaustiva entrevista clínica, se puede emplear RX con bario), videoendoscopia y manometría.

¿Cómo tratar la disfagia?

Además de corregir o tratar su causa, son pilares fundamentales la modificación de la dieta, ejercicios específicos de fortalecimiento de la mandíbula, mejillas, labios, cuello u otros, cuando proceda, evitar hábitos tóxicos como el tabaco, consumo de alcohol y otras sustancias.

La alimentación:

  • Es importante comer despacio, masticando mu, no hablar durante las comidas ni hacer actividades conjuntas y adaptar la textura de la dieta. Es recomendable que el paciente y cuidadores sean asesorados por un nutricionista para adaptar la alimentación a sus necesidades nutricionales, recurriendo a suplementos, espesantes, etc., cuando se requiera.
  • En pacientes que no cubren el 75% de sus requerimientos nutricionales durante unos días, pueden ser necesaria la nutrición enteral.
  • Textura de la dieta: Se necesita valorar primero cuál es la mejor tolerada, puede ir desde consistencia a sólida a líquida con la siguiente clasificación:

Es fundamental espesar por ej. con maicena hasta el grado que se necesite, no usar alimentos secos, ablandar los sólidos, no usar bebidas con gas… En caso de tolerar sólidos es importante tomarlos cortados en pequeño tamaño y evitar en general alimentos que resulten pegajosos.

  • Otras recomendaciones: Aportar buen sabor a los platos, evitar temperaturas extremas, tomar raciones pequeñas más frecuentes, vigilar al paciente para evitar atoramientos o asfixia, recordarle que mantenga una buena postura y buena higiene bucal, así como dejar trascurrir varias horas desde la comida hasta el sueño.

Cirugía y otros tratamientos:

  • En caso de tumoración o cáncer puede ser necesaria la cirugía, otros tipo de tratamiento como radio o quimioterapia (o incluso estos tratamientos pueden ser la causa de la disfagia), múltiples medicamentos, etc.

Aspectos psicológicos:

  • Es esencial que el entorno del paciente sea de ayuda, mostrándose compresivo con el problema para ayudarle a seguirse integrando en la sociedad.

 

 

 

 

 

 

Nov 14

Efectos del exceso de consumo de sal y consejos para evitarlo

Por 

Las estadísticas nos los advierten claramente, consumimos sal de manera excesiva, tanto que llegamos hasta a duplicar la cantidad recomendada por día para adultos (unos 5 gramos, que equivale a una cucharada pequeña, como las de té o café). Este exceso proviene, al igual que ocurre con el azúcar o grasas no saludables, de productos procesados, que son aquellos platos ya preparados, carnes y cárnicos procesados, comida rápida en general,…) ;  cada vez los consumimos más, desplazando a los alimentos que sí deberían formar parte de nuestra dieta (hortalizas y verduras, frutas, legumbres, etc). Estos hábitos son nocivos para la salud, pues además de provocar problemas como hipertensión arterial, patologías cardiovasculares (infarto de miocardio e insuficiencia cardíaca), cerebrovasculares (ictus), daño renal, entre otras, refuerzan una mala alimentación, creando un círculo vicioso, pues el paladar se habitúa al sabor salado y tendemos a añadir más sal de mesa a los platos preparados por nosotros, al igual que sucede por ejemplo con el azúcar.

En la siguiente infografía vemos algunos tips para reducir su consumo:

Si quieres adquirir más conocimientos sobre alimentación y salud nuestro centro te ofrece diferentes cursos sobre DIETA SANA, MITOS ALIMENTARIOS Y CIENCIA, o si quieres un estudio aún más amplio ALIMENTACIÓN Y COCINA SALUDABLES. 

¡No te pierdas nuestras promociones descuento del mes de noviembre!

Jul 26

Primeros auxilios, herramientas muy necesarias

Por 

Dos policías locales salvan la vida a una mujer tras sufrir un infarto en Alicante: Los servicios sanitarios felicitan a los agentes porque gracias a sus maniobras la mantuvieron con vida hasta la llegada los especialistas. Fuente: Informacion.es

Maestra de preparatoria salva a una alumna de morir asfixiada con la tapa de una botella. Fuente: Univisión

Un joven de 19 años salva la vida de un conductor que había sufrido un infarto. Fuente: Lavanguardia.com

Guardias civiles salvan, en Colmenar Viejo, la vida a un bebé que no respiraba: Una mujer acudió al cuartel con su hija de pocos meses en brazos porque no respiraba y estaba ya azul por acumulación de mocos o flemas. Fuente: Cadena Ser

Paediatric (Baby and Child) First Aid - The Scottish Centre for Personal  Safety

Cuando suceden casos como los anteriores suelen aparecer en medios de comunicación como un acto heroico, pues se está salvando una vida, y precisamente destaca porque quizás no contamos aún con suficientes conocimientos en materia de primeros auxilios. Es claro que los cuerpos de fuerza y seguridad del estado cuentan con formación en este área, así como evidentemente los sanitarios, sin embargo es totalmente necesario que sea ampliada a otras áreas profesionales como el profesorado, cuidadores, monitores, y en realidad a la población en general, pues estas situaciones de riesgo, en algunos casos, vital, aunque no las veamos destacadas en el periódico o en televisión se producen muchísimas veces diariamente  provocando cifras elevadas de fallecimientos, por ejemplo por atragantamientos, infartos, accidentes varios en niños, etc. Gran parte de esos fallecimientos pueden ser prevenibles.

Ante un riesgo vital o acontecimiento de grave es muy importante saber cómo responder, no solo rápidamente, sino también de forma adecuada, pues en a veces las formas de actuar no son adecuadas y pueden empeorar incluso la situación.

Una vez aprendida la teoría y la práctica, también es necesario saber evitar el bloqueo que puede surgir en forma de ansiedad, para lo cual en el primer momento tendremos que ser conscientes de que es una respuesta natural de nuestro organismo, para pasar a poder asistir a la persona que requiere atención, en primer lugar detectando qué le ocurre para poder ofrecerle lo que necesita lo antes posible. Un aspecto no menos importante es pedir ayuda rápidamente en caso de quedarnos bloqueados, no tener conocimientos apropiados para ayudar o bien dudar sobre el tipo de actuación que se requiere.

Si consideras, como nosotros,  que los primeros auxilios son imprescindibles, tienes a tu disposición nuestro curso de PRIMEROS AUXILIOS PEDIÁTRICOS, un área aún más específica donde aprenderás a asistir a bebés y niños ante una gran variedad de problemas.

Te esperamos.

 

Jun 22

Causas de mortalidad e ingresos

Por 

Las enfermedades causantes de mortalidad se dividen en 3 categorías fundamentales:

  1. Transmisibles: Enfermedades infecciosas, parasitarias, afecciones maternas, perinatales y nutricionales
  2. No transmisibles: Enfermedades de tipo crónico
  3. Lesiones

De estas 3 categorías la que mayor impacto tiene sobre la mortalidad es la de enfermedades transmisibles (70% de prevalencia de las defunciones). Estadísticamente las enfermedades transmisibles, aunque no en todos los casos, tienen una tendencia a la baja, mientras que las no transmisibles al alza.

En la siguiente infografía de esta publicación se recogen detalladamente los principales motivos de defunción clasificados según los ingresos económicos. Haciendo una introducción podemos decir que las 3 principales causas de mortalidad son:

  1. Enfermedades cardiovasculares: Donde se incluyen las cardiopatías isquémicas y los ictus, primera y segunda causa de muerte respectivamente, donde llama la atención especialmente el gran aumento de cardiopatías isquémicas en los últimos 20 años, llegando a cuadruplicarse.
  2. Enfermedades respiratorias: Destacando la enfermedad pulmonar obstructiva crónica e infecciones respiratorias de vías inferiores (estas últimas se conocen como la enfermedad más transmisible a nivel mundial).
  3. Afecciones neonatales: Asfixia, traumatismos al nacer, infecciones y complicaciones en parto prematuro

¿Cómo afecta la economía a la enfermedad y mortalidad?

Los datos hacen referencia a la población mundial, pero cuando se atiende al nivel económico de la población se observa que en países con menos ingresos hay mayor probabilidad de fallecimiento por enfermedad transmisible (que no transmisible); bien es cierto que las transmisibles con el tiempo se han visto reducidas pero a estos niveles de ingresos bajos se mantienen por ejemplo el VIH, la tuberculosis, el paludismo y las enfermedades diarreicas. Mientras que hay menos probabilidades de defunción por enfermedad obstructiva pulmonar.

En países con ingresos bajos hay mayor variedad con reparto de la mortalidad entre las diferentes categorías, donde cada día aumenta más la diabetes, siendo la enfermedad más prevalente la cardiopatía isquémica habiéndose triplicado en los mismos últimos 20 años.

En el caso de los países con ingresos medios, de manera clara, ha aumentado la mortalidad por cáncer de pulmón, también es elevada a incidencia de cáncer gástrico. Se observa una bajada de afectados por enfermedad obstructiva crónica, pero un aumento de cardiopatías isquémicas. En esta franja económica solo se encuentra una enfermedad transmisible (las infecciones respiratorias de vías bajas).

Ya en ingresos altos, solo han disminuido las cardiopatías isquémicas y los ictus, respecto a las enfermedades más frecuentes, lo cual no quiere decir que no sigan siendo las principales causas de muerte en este grupo. Son destacables aquí las demencias, entre ellas el Alzheimer, de tal manera que llega a ser la 2ª causa de defunción.

¿Por qué esta entrada en el blog? Su importancia:

Como sanitarios es fundamental que conozcamos por qué causas morimos, esto nos ayudará no solo a proporcionar tratamiento, también a prevenir y conservar el estado de salud mediante las herramientas/recursos que sean necesarios para tal fin.

Fuente: Datos extraídos de las estimaciones realizadas por la OMS en 2020.

 

 

 

Mar 15

Protector de estómago y antiácido: No son lo mismo

Por 

Comúnmente los IBP se conocen como “protectores gástricos” y se asocian erróneamente al tratamiento del ardor y acidez ocasional o incluso a su necesidad si te toman otros medicamentos, sin embargo sus finalidades son más diferentes.

Nuestro estómago cuenta con la capacidad de producir ácido clorhídrico logrando digerir los alimentos y ayudar a obtener los nutrientes contenidos en estos, por tanto, este ácido es necesario para el normal funcionamiento del organismo, sin embargo, al ser muy potente, cuando surgen alteraciones se pueden generar lesiones gástricas como por ejemplo las úlceras. Para evitar que el propio órgano se autolesione cuenta con una mucosa de protección, con un grosor considerable y resistente, además de buena facilidad de regeneración, no obstante, ciertos problemas como elevados niveles de estrés, mal estilo de vida, infección bacteriana o toma de determinados medicamentos pueden dañarla, y es en estas situaciones donde estarían indicados los IBP o protectores, para reducir el citado ácido. La elección del tipo de IBP es tomada por el médico en función de la situación clínica del paciente.

Por otro lado, contamos con los antiácidos propiamente dichos, pues neutralizan el exceso de ácido, es decir que los IBP hacen que se produzca menos ácido, mientras que los antiácidos contrarrestan su producción, sin modificar el comportamiento gástrico, cosa que sí realizan los IBP.

Entrando en materia…

LOS IBP O INHIBIDORES DE BOMBRA DE PROTONES:

Son un medicamento muy empleado actualmente, actúa modificando el pH gástrico, reduciéndolo mediante el bloqueo de su producción; se unen a la bomba de protones de las células parietales gástricas impidiendo el transporte final de H+ al lumen gástrico. Los IBP más conocidos son: omeoprazol, esomeprazol, lansoprazol, etc.

El problema con estos “protectores gástricos” es que se tienden a usar demasiado indiscriminadamente, para fines que no son el suyo, además como cualquier otro medicamento no está exento de efectos adversos, especialmente cuando se toma de manera continuada a largo plazo. 

USOS PARA LOS QUE ESTÁN DESTINADOS LOS IBP:

En general para patologías en las que se requiere reducir la acidez gástrica, tales como…

  • Úlcera gástrica o duodenal y prevención de recidivas, también en úlceras asociadas a la toma de AINE o prevención de éstas cuando el paciente tenga úlcera activa o antecedente, así como hemorragia, tenga más de 60 años y requiera tomar AINE
  • Erradicar un exceso de Helicobacter Pylori en úlcera péptica
  • En ERGE (enfermedad de reflujo gastroesofáfico), incluyendo esófago de Barret
  • Síndrome de Zollinger- Ellison

También se puede necesitar de modo preventivo en los siguientes problemas:

  • Situaciones que impliquen lesiones de la mucosa gástrica, por ej. ante la toma de AINES, aunque no siempre, será el médico el profesional que indique si procede o no, al igual que en la toma de otos medicamentos que pudieran lesionar la mucosa y el IBP lo impida (ej. aspirina, anticoagulantes, corticoides, algunos antidepresivos…).
  • Cuando hay antecedentes de ulcera gástrica o duodenal o de hemorragia digestiva alta

¿PARA QUÉ NO DEBERÍAN TOMARSE?

  • Personas que no padezcan alguna circunstancias de las indicadas (tampoco porque sean mayores de 65 años)
  • Simplemente para controlar sensaciones de ardor o acidez
  • Cuando se toman medicamentos diferentes de forma simultánea (esto no implica que todos los medicamentos sean lesivos para la mucosa)

FORMAS ADECUADAS DE ADMINISTRACIÓN:

Se recomienda la toma preferiblemente con el estomago vacío, por la mañana, unos 30 minutos antes de comer, sin masticar la cápsulas o comprimidos, ni triturarlos, ni sacar su contenido, acompañada de medio vaso de agua.

Tomar siempre las dosis y el tiempo indicados por el médico. Hay veces que no es necesaria su toma diaria.

No retirar el medicamento por propia voluntad sin consultar al medico, en caso de notar ausencia de síntomas es necesario hablarlo con él para valorar si es posible la suspensión.

EFECTOS ADVERSOS E INTERACCIONES:

Aunque son medicamentos considerados seguros pueden llegar a producir: Cefaleas, insomnio, picores, alteraciones gastrointestinales como náuseas, diarreas, estreñimiento, etc. Además se asocia con un mayor riesgo de infecciones gastrointestinales ocasionadas por Salmonella y Campylobacter.

Repercusiones nutricionales: Es posible que se afecte la absorción de la vitamina B12 y el hierro. Además ante administraciones prolongadas y junto a otros fármacos (ej. diuréticos) hay riesgo de hipomagnesemia.

Se ha observado que aumentan el riesgo de fracturas óseas, tomados en altas dosis, de forma prolongada, especialmente en ancianos o cuando hay otros factores de riesgo. En pacientes con osteoporosis es muy importante un aporte adecuado de Calcio y vitamina D.

Pueden interactuar con otros medicamentos:

  • Aumenta la exposición con ciertos anticoagulantes, cilostazol, diazepam, fenitoina,…
  • Aumentan la concentración en sangre de tracolimús, metotrexato y saquinavir
  • Aumentan la biodisponinilidad de la digoxina
  • Inhiben el metabolismo hepático de otras benzodiacepinas
  • Reducen el efecto de antifúngicos
  • Otros medicamentos pueden aumentar la concentración de los IBP: voriconazol y claritromicina. O bien reducir su concentración: Hipérico y rifampicina

LOS ANTIÁCIDOS:

Se trata de medicamentos que a diferencia de los IBP, neutralizan el ambiente ácido gástrico aumentando el pH, alcalinizando.

Algunos de los antiácidos más empleados y conocidos son la sal de frutas, el bicarbonato de sodio y el almagato.

USOS PARA LOS QUE ESTÁN DESTINADOS:

  • Molestias digestivas puntuales como indigestión o exceso de acidez, normalmente asociadas a comidas copiosas y/o con alto contenido en picantes o grasas.

¿PARA QUÉ NO DEBERÍAN TOMARSE?

  • Cuando haya molestias más importantes o persistentes en el tiempo, pese a tomar antiácidos o no. Consultar al médico o farmacéutico.

FORMAS ADECUADAS DE ADMINISTRACIÓN:

Normalmente unos 15-30 minutos tras las comidas.  Pueden masticarse o disolverse, de hecho hay presentaciones líquidas.

En al caso del almagato, debe evitarse en Alzheimer, hemorragias digestivas, hemorroides, edemas, diarreas, insuficiencia renal grave y menores de 12 años, usándose con precaución en ancianos y en hipofosfatemia. Mientras que las sales de frutas no deben tomarse en patologías cardiacas, hepáticas y renales, tampoco en caso de HTA o necesidad de seguir una dieta hiposódica, cuando se padece apendicitis o síntomas de sospecha, ni en menores de 12 años. El bicarbonato sódico está contraindicado en alcalosis, hipocalcemia, hipoclorhidria, edemas, apendicitis u obstrucción intestinal.

Las sales de fruta deben separarse de la toma de medicamentos mínimo 1-2h, así como de los lácteos y no hacer inmediatamente tras una ingesta excesiva de comida/bebida. 

En cualquier caso, el uso de antiácidos debería limitarse a una semana de forma continuada y en caso de continuar con molestias consultar al médico.

REACCIONES E INTERACCIONES:

Puede surgir diarrea leve y transitoria con almagato. Con la toma de sales de frutas irritación gastrica o intestinal leve, eructos e hinchazón, y con el bicarbonato HTA, edemas, alcalosis. 

Interacciones del almagato:

  • Disminuye la absorción de AINE, antiulcerosos, prednisona, tetraciclinas, sales de hierro, gabapentina, ketoconazol, etc
  • Aumenta la excreción de salicilatos y la toxicidad de la quinidina.

Interacciones de las sales de frutas:

  • Puede afectar a las tetraciclinas, anfetaminas, quinidas, carbonato de litio, sales de hierro y suplementos de calcio.

Interacciones del bicarbonato:

  • Reduce la excreción de efedrina, eritromicina, metadona, quinidina, etc
  • Aumenta la excreción de metotrexato, AAS, litio, barbitúricos…
  • Disminuye la absorción de ketoconazol, quinolonas, sales de hierro y tetraciclinas
  • Aumenta la absorción de naproxeno, levodopa, etc
  • Su eficacia se reduce con metenamina

¿CÓMO EVITAR LA ACIDEZ, ARDOR Y REFLUJO SIN MEDICACIÓN?

Pueden resultar muy molestos, sin embargo en buena parte de los casos no se requiere un IBP, puede bastar un antiácido sin prescripción medica, pero además se pueden tomar otras medidas para mejorarlos:

  1. Hacer comidas pequeñas repartidas a lo largo del día, mejor que comidas copiosas pocas veces
  2. Evitar ingestas ricas en grasa, como fritos, las comidas muy condimentadas, especialmente las picantes, muy saladas o muy dulces
  3. Es conveniente evitar cebolla, ajo, cacao, menta, los ácidos como los cítricos y el tomate. En cuanto a bebidas seria aconsejable evitar el café u otras bebidas con cafeína, así como las alcohólicas o con gas
  4. El manejos del estrés es muy beneficioso, pues produce una reducción de la acidez
  5. Practicar ejercicio físico regularmente, así como mantener un peso corporal saludable para reducir la presión intrabdominal (también evitar ropa muy ajustada)
  6. Comer al menos 2 h antes de acostarse y elevar la cabecera de la cama unos 10 cm mínimo
  7. No fumar

En caso de no responder a estas medidas es conveniente consultar al médico.

 

 

 

Dic 17

Esclerosis múltiple

Por 

Mañana se conmemora el día de la esclerosis múltiple en España, una patología crónica de carácter autoinmune, inflamatorio, que es desmielinizante y es neurodegenerativa de Sistema Nervioso Central. Se estima que su prevalencia es superior a 55.000 personas, solo en nuestro país. Y aunque generalmente se diagnostica entre los 20-40 años de edad, también es posible padecerla incluso con menos de 18 años (considerada como esclerosis múltiple pediátrica) o con más de 50 años, no obstante, ambos casos suelen ser poco frecuentes en España. La esclerosis hace distinción de género, siendo mucho más frecuente en mujeres (3 de cada 4 casos diagnósticos). 

El cuadro clínico es muy variable, pueden surgir problemas de agudeza visual, mareos y vértigos, hormigueos y adormecimientos en miembros, sensación de fatiga, espasmos, rigidez muscular, alteraciones del equilibrio y coordinación; son además habituales otros no tan evidentes, como por ejemplo dolor, deterioro cognitivo, estados depresivos y/o ansiedad, afectación del área sexual… Aunque normalmente aparecen en forma de brotes con una mejora posterior, todos estos suponen un detrimento de la calidad de vida del paciente, pues es una de las primeras causas de discapacidad, concretamente en adultos jóvenes. 

Sobre sus orígenes, las investigaciones nos indican que no están del todo claros, siendo posible una predisposición genética con respuesta autoinmune no adecuada, el efectos de algunos virus, agentes medioambientes, contar con valores bajos de vitamina D, tabaquismo, IMC elevado durante la etapa de adolescencia, entre otros. 


Ver Vídeo sobre EM. Fuente: Fundació Esclerosi Múltiple

Lamentablemente nos encontramos ante una enfermedad considerada grave, sin embargo cuando el diagnóstico es precoz se observa una mejor respuesta a los tratamientos y por tanto una evolución más positiva respecto al estado de salud en general.  Dicho diagnóstico llevarse a cabo por parte del área de neurología, partiendo de un diagnóstico diferencial debido a la gran diversidad de síntomas. Se suelen realizar: análisis sanguíneos, punción lumbar, resonancia magnética u otras pruebas de imagen del cerebro, así como potenciales evocados (de estímulos sean nerviosos o visuales).

Respecto al tratamiento, contamos con diferentes tipos según la finalidad:

  1. Rehabilitador: Su objetivo es la recuperación funcional, mediante el uso de rehabilitación neurológica, donde intervendría un equipo interdisciplinar.
  2. Farmacológico: Se siguen desarrollando nuevos medicamentos para modificar la evolución. Dentro de esta variante se encontraría el tratamiento de tipo modificador, donde se emplean fármacos que pretenden reducir tanto la frecuencia como severidad de los brotes, así como evitar que surjan nuevas lesiones cerebrales y de la médula espinal. Hay que recordar que cuanto antes se realizar el diagnóstico y se aplican los tratamientos mayor efectividad se logra.
  3. Sintomático: Aquel basado en reducir los efectos de la enfermedad para mejorar la calidad de vida.
  4. Agudo: El que se aplica cuando ya se ha dado el brote con objeto de acelerar la recuperación (pero que no influyen en la evolución de la esclerosis a largo plazo).
Mini-Examen Clínico: ¿Qué tanto sabe de esclerosis múltiple?
Ejemplo de la fisiopatología de la EM

Si quieres conocer más sobre salud, suscríbete al Blog o síguenos en redes: Facebook, Twitter, linkedin.

Nov 23

Por un uso adecuado de los antibióticos

Por 

Nos encontramos en plena campaña de la semana de concienciación sobre el uso prudente de estos medicamentos, por ello desde Conciencia Formación, queremos sumarnos a la divulgación sobre una utilización apropiada, que deberá ser siempre bajo prescripción médica, máxime cuando nuestro centro (aunque se dedique a la formación sanitaria de manera internacional) es en España donde se encuentra nuestra sede, y es precisamente uno de los países donde se toman más antibióticos.

¿Por qué no podemos tomarlos cuando creemos que es necesario?

  • Los antibióticos no valen para cualquier enfermedad, por tanto podemos sufrir efectos adversos innecesarios y que además no nos sirva para lo que pretendemos. No son efectivos para virus (gripes, resfriados, etc), ni para la fiebre o el dolor, ¡no están diseñados para esto!
  • Porque nos repercute negativamente a todos, haciendo un mal uso contribuimos a que cuando los necesitemos de verdad no nos hagan efecto debido a que las bacterias ya se han hecho resistentes, de manera que la enfermedad se nos prolongará y podría derivar incluso en ciertos casos a la muerte al no contar ya con un tratamiento efectivo. De hecho es un problema grave al que nos enfrentamos sanitariamente, a bacterias ultrarresistentes.
  • Esta situación es aplicable también para los animales, sino se hace un uso apropiado según recomendaciones veterinarias podemos sufrir más enfermedades por zoonosis.
  • El medio ambiente se ve afectado negativamente (agua, suelo, aire….).

RECOMENDACIONES PARA SANITARIOS:

  1. Si puedes prescribir medicamentos, asegúrate que tu paciente realmente está en una situación que necesita antibióticos.
  2. Insístele en que termine el tratamiento completo y de la forma pautada, aunque se encuentre mejor.
  3. Edúcalo sobre las medidas de protección ante infecciones. Mantenlas tu mismo, aplicándolas además en tu instrumental de trabajo, uso de vestuario profesional adecuado y entorno.
  4. Sino necesita estos medicamentos, explícale la falta de necesidad e importancia de hacerlo cuando no se necesitan. 
  5. Notifica si has detectado alguna infección resistente a los equipos de farmacovigilancia.
  6. Si eres farmacéutico, no cedas ante de la presión del paciente. Derívalo a su médico.

Ago 17

Formación en trastornos de ansiedad

Por 

La creciente prevalencia de este tipo de trastornos no solo se debe a la pandemia, también a muchos otros factores. Por ello si necesitas ampliar tus conocimientos para atender óptimamente a los pacientes que sufren estos problemas, cuentas con nuestro curso, desarrollado y tutorizado por nuestra psicóloga Mamen Díaz, que te acompañará durante todo tu aprendizaje.

Te dejamos toda la información AQUI

Ago 03

Sol y salud

Por 

Nos encontramos en los semanas más calurosas del año, por ello, si bien hay que tomar precauciones todo el año para proteger nuestra piel, aún más en momentos en los que la radiaciones solares son muy elevadas.

Dentro de estas radiaciones hay muchos tipos:

  • Rayos X

  • Rayos Ultravioletas (90% de la energía solar)

  • Luz visible

  • Luz infrarroja

Radiación solar: directa e indirecta

Fuente: Hongarsense.es

La que conlleva mayor relevancia es la radiación UVA, pues además de ser la más abundante respecto a todas, es capaz de penetrar en nuestra piel en hasta un 98%, por lo tanto es la causante de quemaduras solares, cáncer de piel y su envejecimiento prematuro. También las raciones UVB pueden afectarnos, pues aunque nos llegan en proporción baja, son altamente energéticas y producen quemaduras, pigmentaciones y está asociada al cáncer.

Por otro lado, la luz visible tiene un efecto similar al los rayos UVA, mientras que la luz infrarroja contiene muy poca energía.

 

¿Qué partes del cuerpo son las más afectadas?

De forma natural las más expuestas son los ojos y la piel, esto no quiere decir que los efectos de las radiaciones solares siempre sean negativos….

 

Efectos positivos:

  • Síntesis de vitamina D

  • Mejora del estado de ánimo

  • Mejora el sistema inmunológico

  • Mejora de la función barrera de la piel

  • Mejora estética (efecto positivo subjetivo), por bronceado

  • Etc.

Somos lo que comemos | Vitamina D – Radio Casares

Fuente: Casaresradio.es

Efectos negativos:

  • Envejecimiento de la piel

  • Trastornos de pigmentación

  • Carcinomas y melanomas

  • Quemaduras solares, enrojecimiento e irritación de la piel

  • Fotosensibilidad

  • Alteraciones oculares

  • Etc

Las 10 claves para prevenir el fotoenvejecimiento | Bienestar

Fuente: elmundo.es

La repercusión va a depender del modo de exposición (aguda, crónica, intermitente,..).

 

¿Cómo protegernos?

El pilar fundamental es la fotoprotección, donde se incluyen los siguientes pasos:

 

  1. Evitar la exposición al sol durante horas de mayor radiación: 12 a 16 h

  2. Usar protectores solares adecuados a la situación personal y tipo de exposición

  3. Recurrir siempre a ropaje y complementos de protección: Ropa fresca pero que cubra bien la piel, gafas de sol homologadas, sombreros y gorras…

  4. No exponerse, al menos prolongadamente, donde la luz solar se refleje: Como en arena, agua y nieve

  5. Mantener bien hidratado

  6. Ante algún problema ocasionado por el sol o detección de alguna anomalía en la piel acudir al dermatólogo.

Fotoprotección. ¿Cómo protegernos del sol? - Fundación iO

Fuente: Fundacionio.com